Saltear al contenido principal

Revaloriza tu vivienda hasta un 20% con una reforma integral

Si estás pensando en vender tu inmueble, reformarla antes es una forma de hacerla más atractiva a la vista y de atrapar al mejor postor. Invirtiendo inteligentemente unos euros en zonas estratégicas de la viviendas, podrás hacerla más confortable, funcional e inclusa hacerla parecer más grande de lo que es. También le agregas valor a la vivienda que quieres vender si las zonas de más uso como el baño y la cocina parecen nuevos.

Reforma para vender

Los expertos señalan que después de ejecutar una reforma integral a una vivienda ésta se revaloriza hasta en 20 %, en especial si se trata de una vivienda de segunda mano. Ten en cuenta que las que primero se venden son aquellas que han sido reformadas, a cualquiera le gusta la sensación de estrenar.

Vender tu vivienda para comprar una nueva es en muchas ocasiones, la única manera de reunir el dinero suficiente para la casa de tus sueños, así que puedes tener en tus manos una excelente oportunidad. Manejar el presupuesto con sentido común es la clave en este proyecto que vas a emprender.

Aprovecha todo el potencial de la reforma

Al finalizar la reforma tendrás una casa nueva. Una de las cosas que debes aprovechar de la modificación es tener más espacios funcionales, pues hacen más atractivas las casas.

Apuesta por un lugar que destaque y no apartes tus gustos. Idea la forma de conseguir un equilibrio entre lo estéticamente bello y lo funcional; aprovechando el potencial de la reforma puedes incluir un detalle llamativo, que lo haga diferenciador del resto de las casas.

Aísla del frío y del ruido el interior

Una casa eficiente energéticamente es más competitiva en el mercado, así que tenlo en cuenta a la hora de hacer modificaciones. Un buen aislamiento térmico supone un gran ahorro de electricidad tanto en invierno como en verano, pues baja el consumo del aire acondicionado o la calefacción: renueva ambos sistemas e invierte en aquellos que permitan el aislamiento térmico en fachadas, suelos y muros.

Lograr que cualquier ruido externo entre a la vivienda, sin duda dará mucho más valor al inmueble. Para ello debes identificar de dónde provienen para poder aislarlos con el método que mejor se adapte.

Maximiza el espacio disponible

Una forma de maximizar el espacio disponible en tu casa es haciendo una óptima valoración de la superficie con la que cuentas, teniendo claro las necesidades que deseas cubrir podrás sacar el máximo partido a cada rincón de la vivienda.

Escoge el mobiliario adecuado con un tamaño que se ajuste a las dimensiones del hogar; el número de piezas también es fundamental, pues si tienes muchos elementos en un lugar reducido dará la sensación de caos, lo ideal es que ni sobren ni falten elementos.

Potencia la luz natural

Colocar grandes ventanales es una buena forma de potenciar la luz natural en tu nueva casa. Pero también tienes la posibilidad de jugar con los colores en las paredes para mejorar la iluminación que entra al interior del inmueble.

Lo cierto es que cada tono absorbe cierta cantidad de luz diferente y son aquellos tonos suaves los que reflejan más luz, es por eso que el consejo es usar el blanco o tonos pasteles para mejorar la iluminación.

Diseña los espacios con visión global

Transformar tu casa con un distribución lógica y racional no tiene por qué resultar en un ambiente frío sino todo lo contrario. Para ello debes tener en cuenta las zonas de paso, los elementos estructurales así como las medidas apropiadas para lograr un sitio flexible y cómodo.

Aquí la base es una buena organización y pensar en los detalles que harán la vida más fácil del futuro propietario, incluyendo la distribución inteligente de cada espacio y los tipos de materiales que vas a utilizar.

Apuesta por una decoración neutra y aporta personalidad con los detalles

Una reforma exitosa combina la habitabilidad con el confort y el placer que produce estar en una nueva casa; jugar con una decoración sencilla, minimalista, pero chic es primordial. Usar colores neutros dará la sensación de calma y tranquilidad, harán sentir al comprador como en su hogar.

Puedes personalizar el espacio colocando muebles de cualquier tipo, bien sea rústicos o clásicos; alfombras de pelo, cojines de diferentes telas o colores para romper un poco con la monocromía, cortinas, espejos y lámparas de formas atractivas, serán los complementos perfectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto Volver arriba