Saltear al contenido principal

Errores a evitar al reformar la cocina

Cuando de reformas se trata, es muy importante tener claro en primera instancia lo que realmente queremos hacer, y segundo, que esos planes se ajusten a nuestro presupuesto, pues una acción dependerá de la otra.

En Naebu te orientamos para que tomes en consideración cada detalle y así conozcas los errores a evitar al reformar tu cocina.

Las expectativas siempre deben ser altas, pero cuando se trata de una reforma debemos ser realistas y ajustarnos a las posibilidades, las ambiciones sin presupuesto pueden a la larga traernos consecuencias negativas, pues posiblemente nuestro proyecto de reforma quedará a la mitad o lo que es peor, terminarás utilizando materiales de segunda para finalizarlo.

No significa que debes poner freno a tu creatividad, solo debes establecer prioridades. ¿Qué es lo más importante? ¿Por donde debemos comenzar? Cambiar el suelo, los viejos electrodomésticos de tu cocina, la encimera o todo el mobiliario, en cualquiera de los casos, inicialmente y una vez que tengas establecida tu lista de reformas, solicita un presupuesto.

No guardar dinero para imprevistos.Siempre es recomendable guardar alguna cantidad de dinero, en el caso de que surjan imprevistos, ésto es más común de lo que parece, es normal que ocurra especialmente en reforma de cocinas antiguas.

Las reformas estéticas no ocultan daños mayores. La cocina es el espacio que mayor inversión requiera a la hora de reformar,te recomendamos que no hagas simples remodelaciones de pinturas si algún elemento de la cocina está presentando fallas, o se encuentra deteriorado producto del uso, es preferible que lo cambies sin dudarlo, haz una sola inversión en una obra más profundas que ataque el problema de raíz.

Ahorrar en calidad de materiales y mano de obra. Usar materiales de dudosa calidad solo por ahorrar unos pocos euros suele salir caro a la larga. Invierte en calidad, resistencia y garantía, recuerda que la cocina es uno de los lugares que más usamos en el hogar. Lo mismo ocurre con la mano de obra, decídete por personal capacitado y con experiencia.

Dejarse llevar por la moda. Todos deseamos convertir nuestra cocina en un espacio que esté en la vanguardia en cuanto a estilo y diseño, pero a veces las modas son muy extravagantes y pasan en muy poco tiempo. Si te arriesgas a crear una cocina muy llamativa pronto podrás cansarte y necesitarás volver a reformar. La mejor alternativa es inclinarse por aquellas tendencias clásicas pero con un estilo elegante y sobrio, de ese modo conseguirás una cocina atemporal que se adapte a los tiempos.

Caer en ofertas engañosas. Lo barato sale caro. No contrates empresas que ofrezcan precios o plazos irreales. Antes de firmar un contrato asegúrate de trabajar con una empresa que tenga experiencia en el área y verificalo. Además, el profesional que se encargue de la obra debe conocer cada uno de los permisos que establece la ley para llevar a cabo una remodelación, evita problemas y no te dejes llevar por falsos personajes que solo intentan estafar.

No pierdas nunca la luz natural de tus espacios, ajusta tus ideas en base a mantener o incluso ampliar el ingreso de la luz natural a la cocina, esto hará que visualmente sea mucho más grande, trabajarás mejor, además le da un toque de elegancia a la estancia. Si aprovechas la luz del sol, estarás ahorrando en tus facturas de energía eléctrica.

Descuidar la clasificación energética. Debes considerar la eficiencia energética de tus artefactos de cocina, no te guies tanto por el modelo, el color o sus funciones, si compras aquellos con etiqueta A o mejor, podrás contribuir con el medio ambiente, y lo notarás a fin de mes en tu factura eléctrica no sufra ningún tipo de incremento.

Con estos consejos ya puedes empezar a elaborar tu lista para iniciar la reforma de tu cocina, evitando cometer errores que se convertirán a la final en grandes gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto Volver arriba