Saltear al contenido principal

Cómo elegir azulejos para el baño: materiales, colores, tendencias…

Los azulejos son una gran opción para el recubrimiento de las superficies de zonas húmedas, como la cocina y el baño, ya que son resistentes, de fácil instalación, se pueden limpiar de manera sencilla y no requieren mucho mantenimiento. Además, los azulejos te brindan un sinfín de opciones decorativas, pues los colores, texturas y estampados son infinitos.

Este material puede usarse en suelos y paredes, así como en interiores y exteriores. Si quieres practicidad y durabilidad, esta alternativa es la ideal dentro de todas las opciones.

Ten presente que tienes que escoger el tipo de azulejo ideal para el espacio que quieres revestir, recordando que no todas tienen las mismas características.

Ventajas de emplear azulejos en el baño

Como comentamos anteriormente, el uso de azulejos tiene muchas ventajas, especialmente cuando se utiliza en un espacio con tanta humedad como el baño. Las principales ventajas que te proporciona este método son:

  • Resistencia: El material de porcelana es sumamente resistente incluso en la intemperie. También resiste a la humedad, esta es la principal razón por la que es utilizado en espacios como el baño, la cocina y exteriores.
  • Limpieza y mantenimiento: Los azulejos son muy fáciles de limpiar. Cuando se instalan de la forma correcta no requieren de mucho mantenimiento y pueden mantenerse en buen estado por mucho tiempo.
  • Variedad: Existen miles de acabados, texturas, colores y motivos. Así que tendrás la libertad de elegir un diseño único.

Características de los azulejos

Hay aspectos de los azulejos que deben destacarse, pues son los que los diferencian de otros materiales utilizados en los revestimientos. En este caso podemos resaltar el tipo de acabado.

Los azulejos son baldosas con motivos decorativos, cuentan con un acabado en la superficie que puede ser de esmalte, pulido o englobe. Es importante conocer de qué tipo es el azulejo que escojamos, pues esto va a determinar qué tan resistente es la baldosa y cuál será el estilo que aportará.

    • Acabado de esmalte: Hace que la pieza sea impermeable y aporta brillo. Para identificar este tipo de azulejos podemos ver las siglas GL en el embalaje. Los azulejos que no son esmaltados se identifican con UGL.
    • Acabado pulido: La superficie de estas baldosas cuenta con un pulido que le aporta brillo.
    • Acabado englobe: Es un método donde se cubre la baldosa con una pasta que le aporta un acabado llamativo. Estos azulejos pueden esmaltarse si se quiere. En caso de no estar esmaltados, el resultado es una pieza mate.

Tipos de azulejos

Los azulejos que conocemos no son los únicos tipos de revestimientos de cerámica que existen, también podemos conseguir:

  • Gres cerámico: Es un material que cuenta con más dureza que los azulejos normales. Se recomienda que se usen especialmente en suelo de espacios interiores, preferiblemente donde no sea muy concurrido ni reciba golpes de objetos que caen.
  • Gres porcelánico: Son baldosas más gruesas, no cuentan con mucha absorción pero resisten más golpes y el tránsito de las personas. Pueden usarse en exteriores o interiores, aunque también puede ser usada sin problemas en fachadas.
  • Gres rústico: Son de un material más tosco y su grosor sobrepasa los 10 mm. La absorción de estas baldosas es mucho menor, lo cual hace que sean aptas por completo para exteriores.
  • Barro cocido: Se trata de un tipo de baldosas mucho más toscas, pueden llegar a medir hasta 30mm de grosor. Estas baldosas absorben el líquido y tienen una superficie irregular.

Elige lo azulejos ideales para tu baño

La elección del azulejo va a depender de muchos factores. El principal es nuestro gusto propio, pero también hay factores más objetivos que nos pueden ayudar a decidir qué tipo de azulejo es el mejor.

Algunos de los aspectos que debemos tomar en cuenta son las características de nuestro propio baño. Dependiendo de ello, podremos optar por opciones más propicias y que le saquen el mejor partido al espacio. Algunos de los aspectos que debes considerar son:

  • La iluminación: Si tu baño tiene o no suficiente luz natural es un detalle básico que debes tener en cuenta al momento de elegir el azulejo perfecto. Con un espacio que tiene una buena entrada de luz natural no habrá mucho problema con el estilo de azulejo que elijas, pero si solo tienes luz artificial lo mejor es que uses azulejos de tonos claros.
  • El tamaño: Las dimensiones de tu baño también influyen en la elección de los azulejos. Y, no solamente hablamos de si es grande o pequeño, sino también las dimensiones en general. Si se trata de un baño pequeño, lo mejor es usar un tono neutro y claro, como el beige o el gris, para da sensación de amplitud. Por otro lado, si el techo está bajo usa azulejos de forma vertical para crear la ilusión de lo contrario. Finalmente, si el techo está alto usa los azulejos en horizontal para crear la sensación de anchura.
  • Distribución: Debes saber donde van los elementos del baño antes de instalar los azulejos, pues es muy importante que estos concuerden con la ubicación de cada una de las cosas que van instaladas. De este modo, te ahorrarás problemas y gastos futuros.

Consigue el mejor resultado en tu baño

No importa el estilo que quieras lograr, con los azulejos podrás tener el baño que tanto deseas. Puede ser un diseño minimalista, clásico, rústico o moderno, solo tienes que usar el color o motivo adecuado. Si quieres un resultado más profesional busca asesoramiento con un experto para lograr la combinación perfecta.

En Naebu conseguirás decoradores y diseñadores de interiores totalmente expertos en el área. Puedes recurrir a nosotros para realizar el trabajo que necesitas. Además, te brindamos una gran variedad de servicios que puedes necesitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto Volver arriba