Saltear al contenido principal

Aprende a colocar espejos empotrados en el baño

Los espejos empotrados son superficies reflejantes instaladas al mismo nivel de los azulejos, lo que brinda una verdadera sensación de espacio y una estética diferente de la mayoría de los cuartos de baño.

En muchas ocasiones en nuestro hogar estamos acostumbrados a crear espacios que vayan con nosotros. En el caso de que la casa no cumpla con este deseo, contratamos arquitectos para realizar reformas en todas las habitaciones en la búsqueda de la perfección.

El cuarto de baño ofrece sus propias probabilidades y hay cuatro puntos focales en los que basar nuestra atención: El mobiliario, la grifería, la ducha y las paredes-suelos en general.

Hay un sinfín de estilos y cientos de combinaciones posibles entre ellos para cada uno de estos puntos. Algunos cambian con el pasar de los años y otros se mantienen idénticos. Los profesionales juegan con estas dos variantes para transmitir sensaciones únicas en ellos.

Entre estas probabilidades hay una que se utiliza mucho en establecimientos comerciales y que sin embargo, es dejada de lado en los hogares: los espejos empotrados.

En el siguiente artículo te enseñaremos todo el proceso de su instalación, las ventajas de su compra y algunas de sus características más importantes. Aprenderás a colocar un espejo empotrado en el baño con todo el estilo y la esencia que éste transmite.

Moda vs Tradición

En la arquitectura hay muchas tendencias a las que se adhieren los profesionales para realizar cualquier tipo de reforma en la que estés pensado. Estas modas influyen en la manera en la que los arquitectos dan con sus diseños y sus acabados.

Es por ello que encontrar un elemento que se mantenga y siga en vigencia a pesar del paso de los años, es algo muy raro. Sin embargo no es imposible, un ejemplo claro de ello son los espejos empotrados.

Ya sea rodeados de canefas, listelos, de azulejos o gresite, estos espejos brindan esa sensación de originalidad en tus espacios que llevas tanto tiempo buscando.

El toque de uniformidad

Están diseñados de una forma tal que queden a la misma altura de los azulejos, por lo cual se encontrará al mismo nivel de la pared del baño. Esta condición evita que se pueda manipular o mover de cualquier forma posible, es decir, se encuentran fijados a la pared en la que se instale.

Pros y contras

El espejo empotrado es ideal para los espacios pequeños, pero puedes utilizarlo en cualquier tipo de baño por igual. Su implementación te proporciona diversos beneficios, tales como:

  • Transmitir una sensación de amplitud.
  • Ya que es un espejo fijo, cuando estés realizando la limpieza no habrá peligro de caídas o accidentes.
  • Están pensados para durar más.
  • Puedes integrarle distintos elementos, como resistencias eléctricas o folios radiantes, para evitar que se empañen durante la ducha.

Como ves, esta tendencia te ofrece múltiples beneficios. Sin embargo tiene sus desventajas y la principal es que puede resultar tediosa si te gusta cambiar constantemente la decoración. Esto se debe a que, como ya comentamos, es una pieza fija del mobiliario.

Esta desventaja queda en el olvido entre tantos beneficios. La durabilidad es uno de ellos, un espejo empotrado posee una vida útil tan larga como la de un baño. Nadie cambia de baño cada semana, así que podrás despreocuparte de tener que sustituirlo con frecuencia.

¿Diseños personalizados?

Estamos acostumbrados a encontrarnos con espejos rectangulares; aunque esta sea la forma predeterminada no es la única que existe. De hecho, hay una cantidad infinita de posibilidades, patrones, figuras geométricas y diseños personalizados.

Para obtenerlos solo tienes que ponerte en contacto con los fabricantes que los realizan. Ellos cotizarán tu pedido y se encargarán de que todo quede justo como lo deseas.

Antes de empezar la instalación: Consejos útiles

Antes de comenzar con la instalación de los espejos empotrados es necesario que tomes en cuenta algunas consideraciones:

  • Toma medidas: Debes ser claro en las longitudes y las formas que necesitas en el cristal para evitar cualquier descontento cuando vayas a instalarlos.
  • Asegura la pared: Realiza algunas pruebas de resistencia y calidad en la pared, busca desperfectos, filtraciones o similares. Además, la pared debe estar completamente plana.

El proceso de instalación

Ha llegado la hora de hablar del proceso de instalación. Para hacerlo adecuadamente necesitarás de los siguientes materiales:

  • Azulejos o baldosas
  • Silicona de albañilería
  • Cemento cola, agua, una llana y una maza de goma
  • Crucetas separadoras de plástico
  • Silicona para sellar juntas.

Cuando tengas todo listo, habrá llegado el momento de poner manos a la obra. Para iniciar, debes marcar la silueta del espejo en el sitio en el que será instalado, así podrás trabajar en los azulejos alrededor de la zona.

El siguiente paso será iniciar con el proceso de alicatado. Debes asegurarte de que todo el trabajo esté nivelado, para ello puedes ayudarte con unos ejes guía. También puedes aprovechar este trabajo para realizar un alicatado general en toda la habitación.

Después del proceso mencionado se construye un marco con los azulejos, siempre asegurándose de realizar un trabajo nivelado. Al finalizar el marco es necesario lavar la zona con agua y dejarla secar durante 24 horas.

Al concluir todos los procesos mencionados, se fija el espejo al espacio con silicona adhesiva y para evitar cualquier desperfecto se sujeta el cristal a los azulejos con cinta adhesiva por un periodo de 24 horas.

Como último paso se debe limpiar la zona de trabajo con agua y jabón. Así de sencillo ¡tendrás un espejo empotrado en tu baño!

¿Los espejos empotrados están pensados para el hogar?

Es muy común dar con estos espejos en locales comerciales o sitios similares, por lo que muchas personas piensan que es natural sólo de estas áreas.

La verdad es que con ayuda de los profesionales puede adaptarse con facilidad a cualquier habitación dentro del hogar, y no solo en los baños. Al estar fijados en la pared ahorras espacio, dinero y tiempo en la limpieza.

Últimas recomendaciones

Elegir un espejo empotrado es una cuestión de gusto, sus cristales grandes son sencillos de limpiar y se adaptan a cualquier habitación con facilidad. Puedes solicitar formas sencillas o diseños llamativos para las paredes.

Estos cristales le darán una nueva sensación a tus ambientes, por lo que no temas en elegir uno y comenzar a disfrutar de sus beneficios. ¿Qué esperas para instalar el tuyo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto Volver arriba