Saltear al contenido principal

Hacer buhardilla en el tejado, paso a paso

Siempre es buena idea conseguir alternativas para aprovechar de la mejor manera los espacios del hogar. En este caso, te diremos que si tienes un lugar en el tejado en el que ves la posibilidad de construir algo, nosotros te recomendamos considerar la idea de una buhardilla.

Hay muchos métodos para ganar espacio en el hogar empleando esta práctica. Solo tienes que leer nuestras recomendaciones y conseguirás la manera ideal para que tu buhardilla quede genial.

Conseguir que un espacio luzca muy bien no es sinónimo de que hay que gastar mucho dinero, siempre puedes conseguir opciones económicas y fáciles de realizar. En este caso te daremos las diferentes ideas que tienes disponibles para que sigas paso a paso el proceso de hacer una buhardilla.

¿Por dónde comenzar una buhardilla?

Primero lo primero, hay cosas que debes saber antes de comenzar el trabajo con tu buhardilla. Toma en cuenta cada uno de los pasos que señalamos para que tu resultado no tenga ningún problema.

Las ventanas y el aislamiento de la buhardilla

Existen dos posibilidades: si la construcción es relativamente nueva, puede que tu buhardilla cuente con la instalación debida y, por supuesto, con ventanas. Pero, también es posible que este espacio no tenga ningún tipo de instalación, por lo que deberás proceder a realizarlas por tu propia cuenta.

En este caso, es más complicado cuando hay que planificar el resto de las instalaciones que faltan.  No se trata de algo imposible de realizar, pero sí requiere de atención especial para poder solucionar el problema.

Recuerda que no solo se trata de colocar las ventanas, sino también llevar todos los servicios que necesites en este nuevo espacio, tales como: televisión, electricidad, fontanería, internet, etc.

La instalación de las ventanas no es muy complicada, solo debes delimitar el espacio adecuado y ya está. Sin embargo, como se trata de un cambio en la fachada de la infraestructura debes hacer previamente una consulta de las normas urbanísticas de lugar, pues puede que hayan ciertas condiciones para realizar este tipo de trabajos, especialmente cuando se trata de un edificio.

En cuanto a las ventanas, te podrás imaginar que hay miles de modelos en el mercado. Pero, para hacer la elección correcta nosotros te recomendamos que te fijes muy bien en aspectos como el tipo de cristal y la carpintería según el aislamiento que presten.

Lo mejor es que tengan rotura de puente térmico, así no tendrás problemas de temperatura en ninguna estación.  Debes saber que por el ángulo de la buhardilla los rayos del sol pueden penetrar de forma directa a esta. Igualmente, puedes usar cortinas o persianas de diferentes tipos para proteger o atenuar el impacto del sol contra la buhardilla.

Climatización

Para conseguir mayor confort es necesario que instales los equipos necesarios para que la temperatura sea agradable en cada época del año. Debes contar con un aire acondicionado para afrontar el verano y una estufa para mantenerte caliente en el invierno.

Hay maneras de reducir los gastos en el consumo de estos servicios. Solo debes tener en cuenta la calidad del aislamiento, pues las buhardillas son espacios muy vulnerables a los agentes externos, como los rayos del sol. Es por este motivo que lo más ideal es instalar todo lo referente a la climatización cuanto antes.

El diseño de tu buhardilla

Cuando ya tienes cubiertos todos los aspectos básicos de la buhardilla, es decir, el aislamiento térmico, las ventanas y la climatización, puedes concentrarte en otros aspectos para que el resultado sea de tu total agrado.

El diseño que elijas debe cubrir tus necesidades y brindarte la mayor comodidad posible. Generalmente, la mayoría de las personas tienden a usar un revestimiento de madera en este tipo de espacios, ya que se trata de un material que aporta calidez y hace que el lugar se sienta acogedor. Sin embargo, puedes utilizar cualquier otro tipo de material que sea de tu agrado.

  • Restauración de los elementos. Si no quieres hacer una reforma completa de tu buhardilla, puedes hacerle ciertas modificaciones al diseño original. Una de las opciones es quitar algunas capas para dejar el ladrillo original de la estructura.
  • Usar pintura o papel tapiz: Estas son dos opciones prácticas para conseguir un resultado diferente sin gastar mucho dinero ni tiempo en este espacio. Además, tienes la libertad de elegir entre muchos colores y estampados.

 

El mejor suelo para tu buhardilla

Las opciones en este aspecto son múltiples, puedes elegir dentro de una gran gama de opciones. Aquí tienes que tomar en cuenta las características y beneficios de cada opción, así como también el diseño que quieras lograr, pues el suelo debe ir acorde con el resto de los elementos. Las opciones que tienes a tu disposición son: vinil, porcelana, azulejos y tarima.

Iluminación y mobiliario

La distribución del espacio de la buhardilla es un asunto especial, pues sabemos que se encuentra desnivelado y hay que sacarle el mejor provecho a esto. En los lugares donde el espacio es más bajo puedes colocar armarios, mesas pequeñas o una lámpara.

Es bueno tener en cuenta que, a pesar de tratarse de un espacio que siempre está bien iluminado, hay que tener al menos un tipo de iluminación artificial para cuando sea necesario.

Consigue tu buhardilla ideal

Si quieres una buhardilla, pero tienes comenzar desde cero o cubrir muchos aspectos para realizarla, puedes contratar a un equipo de profesionales que se encarguen de cada uno de los aspectos pertinentes.

En Naebu te podemos brindar la ayuda que necesitas para que tu buhardilla quede tal como la soñaste. Solo tienes que indicarnos lo que quieres y nosotros podremos materializar cada una de tus ideas. También te brindamos orientación y diferentes opciones para que uses los materiales más adecuados, económicos y de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto Volver arriba